Hoy estabamos mi hijo y yo en casa de mi mamá, de repente llegó llorando a la sala donde estábamos las dos platicando, por accidente (o por travesura) presionó el botón del agua caliente del portagarrafón y se quemó los deditos, yo no supe que hacer y mi mamá inmediatamente me dijo: ponle clara de huevo! Y yo obedientemente se la puse.

Después llegó con una pomada que ha usado desde que yo tengo memoria para las quemaduras, y también se la apliqué, yo no estaba preparada para este accidente que aunque no fue nada de gravedad si pudo haberlo sido, los accidentes ocurren en segundos, por lo tanto, si te pasa a ti, aquí tienes que hacer en caso de una quemadura dependiendo de su tipo:

Quemaduras de primer grado: afectan sólo la capa exterior de la piel y causan dolor, enrojecimiento e inflamación.
Quemaduras de segundo grado: afectan capas externa e internas de la piel, produciendo dolor, gran enrojecimiento, inflamación y ampollas.
Quemaduras de tercer grado: afectan desde tejidos más profundos y hasta los huesos, produciendo una piel de coloración blanquecina, negruzca o carbonizada, en las que puede haber gran o nulo dolor posterior (estas quemaduras alcanzan destruir las terminales nerviosas del área afectada, tras un episodio inicial de extremo dolor).

Las quemaduras de las vías respiratorias ocurren por inhalación de humo, vapor, aire sobrecalentado o gases tóxicos. Cuando ocurran quemaduras de segundo grado o tercer grado que cubran un área de más de 5 cm., o si el área quemada es en manos, pies, cara, ingles, glúteos, genitales o una articulación importante, se debe atender como si fuera una quemadura severa.

Primeros auxilios

No emplear mantequilla, ni manteca, aceite, grasa, huevo, jitomate, cebolla, miel, hielo, lodo, como tampoco tepezcohuite y ningún otro tratamiento casero. Está comprobado que sólo incrementan los riesgos y daños.
No sople ni tosa sobre la quemadura, ni toque la piel afectada.
No rompa las ampollas.
No retire la ropa que esté pegada a la piel.
No administre medicamentos, únicamente un doctor podrá indicar qué debe ser necesario.
No mueva una persona que sufrío caídas o golpes mayores.
No coloque una almohada debajo de la cabeza de la persona, si hay quemaduras de las vías respiratorias, porque esto puede cerrarlas.

En caso de quemaduras menores:

1. Sumergir de inmediato el área afectada en agua fría, como sale de la llave, para enfriar hasta por 20 minutos el área quemada. Esto reducirá dolor, inflamación y evitar la profundización. Advertencia: No se moje a víctimas por quemaduras eléctricas o químicos como sosa o cal.
2. Luego de lavar y remojar en agua, hay que cubrir la quemadura con una venda estéril o tela limpia.
3. Evitar de presiones o fricciones sobre la quemadura.
4. En la recuperación utilizar crema humectante, no grasa.
5. Mantener la herida supervisada, limpia, seca y al aire libre.
6. Las quemaduras menores pueden sanar sin tratamiento adicional, pero de persistir molestias hay que acudir con un profesional médico.

Información extraída de  www.fundacionmichouymau.org Visita la página y ayuda a niños mexicanos víctimas de quemaduras