Ideas para decorar una recámara pequeña de niña

Las niñas son coquetas por naturaleza, a la hora de decorar su cuarto seguramente querrán participar en la elección de colores o tema, pregúntale qué le gusta y qué no, para que se sienta cómoda en el lugar donde seguramente pasará largos ratos jugando y descansando.

Color de las paredes:
No siempre una recámara de niña debe ir pintada de rosa, puedes usar un color muy claro como el blanco para dar la sensación de amplitud en la recámara, si no te gusta mucho el blanco usa un beige o el color que te guste en el tono más claro. Pinta una pared (de preferencia la del fondo) de otro color para darle profundidad a la habitación (verde manzana, lila, etc.), o bien, cuelga cuadros coloridos en las paredes (mariposas, flores, corazones, estrellas, etc.) y/ o algún tapete de su color favorito.
 Las rayas horizontales lo harán parecer más largo.

Muebles:

  • Usa muebles pequeños, adecuados al tamaño del cuarto para crear la sensación de que es más grande.
  • Hoy en día hay muchas opciones en el mercado que se adaptan a la vida actual y ofrecen una doble función: literas con espacio abajo para escritorio y silla, camas altas con cajoneras abajo, futones que sirven de día como sillón y de noche como cama, etc.
  • Usa solo lo necesario, no pongas nada que realmente no necesites, ya que si saturas de cosas parecerá más pequeño el cuarto.
  • Usa repisas y cajas para organizar todo.
  • Acomoda las cosas de tal manera que sean accesibles para tu niña.
  • Coloca un espejo grande

Iluminación

Si puedes tener luz natural mucho mejor, si no coloca lámparas para que la habitación luzca bien iluminada. Si vas a usar cortinas en las ventanas elige unas sencillas no muy recargadas.

Y recuerda que “menos es más” no satures ni en colores ni adornos porque puede resultar estresante el cambio.

Arte Charlotte Andausten
Fotos Sergi Mengot