Por Edgar Pineda
Los lugares que más me sorprenden están en mi país, Guatemala. Debido al límite de espacio, dedicaré este artículo a tres lugares: Atitlan, Antigua y Tikal en Guatemala.

Fotografías por Edgar Pineda

Atitlan: 
Nunca he estado en un lago antes así que decidí ir a Atitlan porque he escuchado mucho de su belleza natural. Que bueno que lo hice.  A mas o menos dos horas de la ciudad capital, El lago Atitlan está rodeado por volcanes de más de 10.000 pies de alto (Toliman, Atitlan y San Pedro) y pequeños pueblos a sus orillas.  Es un paseo emocionante con vista al lago y pueblos a un lado del camino. La carretera llega a un pueblo llamado Panajaxel (Panajashell), un pueblo indígena que es visitado por gente de todas partes, desde europeos hasta americanos que prefieren su belleza natural a las playas de Honolulu o las calles de Times Square. Algo que cautivara tu atención es cómo su gente viste orgullosamente o su ropa indígena tradicional. También podrás ver como las tiendas de recuerdos muestran como se trabaja la artesanía indígena. Al otro lado del lago, hay un pueblo indígena llamado Santiago Atitlan.  Ahí podrás disfrutar de la comida tradicional de Guatemala. Recomiendo que busques los restaurantes pequeños que ofrecen platillos con el tradicional sabor hogareño que no encuentras en los restaurantes grandes. El huracán Stan golpeó a mucha de esta gente el año pasado, algunos de ellos todavía se están recuperando de esta tragedia así que con tu visita estarás ayudando a su desarrollo.

Antigua:
Es uno de los lugares en Guatemala que ha guardado su arquitectura original después de la colonia española. La que por muchos años fuera la capital del país fue fundada en 1543, y destruida por un terremoto de gran intensidad en 1773 fue reconocida como “Patrimonio Cultural de la humanidad” en 1979 por la UNESCO. A solamente 40 minutos lejos de la ciudad capital, Antigua vive como en el pasado… algunos de los edificios destruidos en 1773 por el terremoto todavía están como quedaron después de este desastre natural, y se han mantenido como monumentos congelados en el tiempo.
Cuando visites Antigua, te recomiendo usar zapatos cómodos, camina en las calles de piedra, visita las iglesias históricas y las casas estilo español. Si te gusta el arte indígena, pinturas y mercados al aire libre, Antigua tiene uno de los mercados más coloridos que he visto.

Tikal:
Muchos años antes de que Antigua existiera; Tikal era el centro de la civilización Maya. Con más de 3.000 estructuras a lo largo de 15 kilómetros cuadrados.  Uno de los lugares más conocidos es “La Plaza Mayor”.  Los Mayas celebraban sacrificios y ofrendas a sus dioses en esta plaza. Una vez más recomiendo que uses zapatos cómodos y traigas agua en botella y unos bocadillos. Una vez que empieces a caminar hacia las ruinas, no encontrarás ningún lugar donde comprar. Si estás en buen estado físico, puedes escalar algunos de los templos que no son fuera de límites. Es una gran experiencia además podrás ver una gran vista de la selva Maya. Un ejemplo, El templo IV tiene 70 metros de alto y cuando llegas hasta lo más alto sentirás que casi puedes tocar el cielo.  A lo largo del camino encontrarás arqueólogos excavando para aprender más a cerca de una de las civilizaciones más grandes de la historia.
Se cree que los Mayas comenzaron a construir Tikal alrededor del año 600 A.C. por lo que estas caminando a disfrutar de la experiencia de tu vida. Gracias a su misterio y belleza Tikal llamó tanto la atención del director y productor George Lucas que la incorporó en una de las escenas de una de las películas de la serie “La Guerra de Las Galaxias”.

Recomiendo que visites Guatemala, el País de La Eterna Primavera.  Goza de la gente, la comida, la historia y especialmente su belleza natural!