Hace algunos días fuimos a Tecate a visitar a un querido amigo que estaba de visita por la ciudad, y a pesar de que fue solamente un día el que estuvimos ahí pudimos disfrutar de su maravilloso clima mediterráneo, su vegetación, una rica comida y por supuesto el famoso pan dulce.

La ciudad de Tecate, nombrada Pueblo Mágico de México a finales del 2012, es muy cercana a la frontera con Estados Unidos, por lo que atrae a miles de turistas nacionales y extranjeros cada año, quienes van de paso o que gustan de  disfrutar de unos días en los lugares de descanso y hoteles-spa con que cuenta la región.

De día la plaza central de este tranquilo lugar se llena de gente que va a pasear, a comer en los restaurantes cercanos, a hacer compras o simplemente a disfrutar el día en el parquecito.

Comimos en un restaurant-café llamado Corteza que cuenta con café de Especialidad, comida, repostería y cerveza artesanal. Todo riquísimo, muy limpio y muy buena atención del personal. El lugar es acogedor y cuenta con una terraza. La ensalada de frutas de temporada, ensalada griega, hamburguesas, tés y café fueron degustados por esta familia y todo delicioso!

Para cerrar con broche de oro fuimos a comprar el pan para llevar a casa a “El mejor pan de Tecate”,  panadería que abrió sus puertas en septiembre de 1969 y ofrece pan dulce blanco, integral y vegano; estaba llenísima y con largas filas pero valió la pena para que al final ya de regreso a casa (porque no nos aguantamos) disfrutaramos de un rico pan con cafecito 🙂

Visita Tecate.gob.mx para más información