Anima a tu hijo a sentirse importante y digno, esto es imperativo para el desarrollo saludable de un niño. Una autoestima saludable es su armadura contra los desafíos del mundo. Los niños que se sienten bien consigo mismos parecen tener un mejor manejo de conflictos y resistencia a las presiones negativas. Ellos tienden a sonreír con más facilidad y disfrutar de la vida. Estos niños son realistas y en general optimistas. También se ha demostrado que los niños que se sienten importantes sobresalen en lo académico, actividades extracurriculares y desarrollan relaciones saludables con sus pares.

Alabe las buenas características que naturalmente posee, y ayúdele a encontrar maneras de aprender de sus errores y fracasos

Por el contrario, para los niños que no se sienten importantes o tienen baja autoestima, los desafíos pueden convertirse en fuentes de gran ansiedad y frustración. Los niños que piensan mal de sí mismos tienen dificultades para encontrar la solución de problemas , y pueden llegar a ser pasivos, aislados o deprimidos. Usted como padre es la mayor influencia para lograr que su hijo se sienta importante , valorado y digno. Recuerde elogiar a su hijo por un trabajo bien hecho, y también por poner esfuerzo en lo que hace. Alabe las buenas características que naturalmente posee, y ayúdele a encontrar maneras de aprender de sus errores y fracasos. Sea honesto y sincero en su alabanza.

autoestima2Enséñele a darse cuenta de que también puede cometer errores de vez en cuando, pero que es importante, valorado y amado. Cuando usted consolida su propia autoestima e importancia, su hijo aprenderá a hacer lo mismo, así que asegúrese de dar el ejemplo y mantenerse alejado de la autodepreciación de sí mismo o la participación en actividades que disminuyen su autoestima o importancia. Su hijo puede tener creencias inexactas o irracionales sobre sí mismo, sus habilidades o sus rasgos. Acentuar lo positivo acerca de su hijo es importante, anime a su hijo a establecer expectativas realistas y estándares para sí mismo, a identificar los rasgos o habilidades que les gustaría mejorar y a llegar a un plan de juego para lograr ese objetivo. Anime a su hijo a participar en actividades de cooperación que fomenten un sentimiento de trabajo en equipo y la realización. A través de estas y otras actividades el niño estará seguro de desarrollar un fuerte sentido de auto importancia y valor que llevará hasta la edad adulta .