Si los chicos llegan de la escuela y lo único que hacen es ver televisión, jugar con su tableta o videojuegos deberías animarlos a realizar contigo las siguientes 10 actividades, por medio de ellas podrás establecer un vínculo mucho más fuerte con tus hijos y a la vez puedes fomentar en ellos hábitos que les ayuden a desarrollar sus capacidades intelectuales y físicas.


1. Leer libro o un corto cuento. Con esta actividad no solo incentivarás el buen hábito de la lectura sino que estimularás la comunicación en tus pequeños. Leer es un excelente estimulante para el desarrollo de la comunicación así que no dudes en sacar un libro de cuentos cortos o una revista. Lee y deja que te lea, escuchándolo con atención.

2. Salir a explorar. Salir a explorar o a caminar por jardines, parques y senderos les brindará espacios y momentos para conocer cosas nuevas, animales, plantas y para ejercitarse.

3. Jugar en el parque no solo ayudará a que tus hijos estén más activos, sino que les permitirá disfrutar de otro ambiente más relajante.

4. Realizar manualidades: Hacer manualidades con tus pequeños te permitirá incentivar su creatividad y juntos podrán inventar cosas nuevas, como instrumentos musicales, ropa para sus muñecas, títeres o elementos decorativos para obsequiar. Además, con estas actividades también puedes enseñarles el buen hábito de reciclar.

5. Actividades como voluntarios. Quieres que tus hijos sean compasivos y quieres enseñarles a tener empatía?. Pues una buena forma es yendo juntos a participar como voluntarios, de tal forma que te vea ayudando con gusto y él también lo pueda hacer.

6. Visitar la biblioteca: si quieres que disfruten de nuevas historias y deseas que ellos mismos escojan lo que desean leer esta es una visita que puedes realizar. Eso sí, no dejes de recordarles la importancia del silencio en este espacio.

7. Practicar un deporte: esta actividad no solo resulta positiva para su físico sino también para su mente. El deporte nos mantiene activos, sanos, nos divierte y al mismo tiempo, dependiendo de la opción elegida, podemos incentivar el trabajo en equipo.

8. Platicar: a simple vista resulta una actividad muy simple, pero has de saber que es esencial que lo hagas todos los días. Por medio de la plática puedes enseñarles mucho a tus niños y si los escuchas atentamente, ellos también te pueden enseñar a ti, además que pueden evidenciar sus sentimientos e ideas.

9. Inventar cuentos: puedes pedirle que te cuente una historia o pueden ambos ir creando un cuento. Con ello fomentarás su creatividad, encenderás su imaginación, ejercitarás su cerebro, su memoria y puedes ayudarte a incrementar su vocabulario, al mismo tiempo que promueves valores como el respeto, la tolerancia, entre otros.

10. Jugar a las adivinanzas: finalmente no dudes en realizar este juego con tus hijos y es que con las adivinanzas puedes estimular la imaginación de los pequeños, su capacidad de asociación así como la formación de conceptos, todo ello al incentivarlos a buscar la respuesta correcta.